Share

Maxi Pachecoy: "Este disco es muy importante en mi carrera"

Maxi Pachecoy es un músico, compositor e intérprete argentino, nacido en Resistencia, Chaco. La música lo acompañó desde que era un niño, pero al no tener el apoyo de parte de su familia, estudió y se recibió de abogado, profesión que nunca ejerció. En 2006 emprendió un viaje a Europa que le cambió la vida. A su regreso, dejó su provincia natal y se instaló en Buenos Aires para dedicarse de lleno a su pasión: la música.

En 2009 inició su carrera discográfica con el EP "Allá donde el río". Después de muchos shows, giras por el país y por el exterior, Maxi Pachecoy está presentando su quinto álbum de estudio: "El secreto" (2020). Es un disco de versiones de clásicos del folklore, de canciones clásicas con grandes invitados como las Hermanas Vera, Peteco Carabajal, el Chango Spasiuk, Silvina Garre, Fernando Barrientos y Silvina Moreno.

¿Cuándo te dio el clic de dedicarte a la música después de tu viaje por España?

Fue un poco progresivo. Ese viaje a Europa fue muy importante para mi porque tomé un poco de distancia del lugar en donde había nacido y me había criado, de mi familia. Al volver de ese viaje me vine directamente a Buenos Aires, tuve mayor acceso a estudiar música por la amplitud, con respecto a profesores, escuelas. La música me acompañó siempre.

¿Elegiste al folklore para este disco por algo en particular?

Porque tenía ganas de volver un poco a la raíz, a mis primeras canciones con las que aprendí a tocar, cantar y esas canciones eran folclóricas. Empecé a los 8 años, en Resistencia y fue lo primero que aprendí a tocar. Varias de las canciones que aparecen en este disco son canciones con los que me acerqué a la música. Tenía esta idea de volver a revisar esas canciones y se dio con este disco.

¿Por qué elegiste esas canciones para las reversiones?

Yo sabía que quería volver al folclore, a la raíz, a la música de mi infancia, de mis pagos, pero era muy amplio el repertorio. Ahí aparece la importancia del productor, a este disco lo produjo Popi Spatocco. Cuando fui con la idea, él me dijo en la primera reunión que las canciones tenían que tener un hilo conductor y ese hilo conductor para mí es el amor. Eso hizo que vaya a canciones que quería reversionar, con las que me habían acercado a la música hace mucho tiempo, pero con esa temática.

¿Cómo fue trabajar con Popi Spatocco?

Él es un grande, un referente, tiene un conocimiento con la música. Para mi tiene la delicadeza que yo no la vi en otros productores. Todos mis discos los trabajé con productores y fueron excelentes, pero Pupi tiene una cabeza musical impresionante y me sentí muy cómodo.

¿Cómo fue el proceso de grabación con tantos artistas invitados?

Hicimos una primera parte, la preproducción del disco, cuando ya teníamos las versiones que queríamos hacer, la estructura de las canciones, entramos al estudio y al momento de empezar a grabar sabíamos quiénes iban a hacer los invitados porque los elegimos específicamente. Hay una intención de que cada invitado forme parte de esa canción, no fue aleatorio. Tuve la suerte de hacerlo antes de que se cerrara todo.

¿Costó terminar de producir el disco con la pandemia?

Habíamos terminado de grabar todo, la parte de grabación en estudio la terminamos un mes antes de que se cierre todo. Lo que quedaba pendiente era la masterización del disco, no requiere de todos los músicos es un trabajo aparte que lo hizo Andrés Mayo. La parte de la música la hicimos con Godfrid, Sebastián Espósito, Ricardo Canepa y Matías Furio. Son músicos increíbles que formaron parte.

¿Por qué elegiste este nombre para el disco?

Hay una canción que forma parte del disco y se llama "El secreto". El álbum tiene 14 canciones de las cuales cuatro son propias una de ellas es esa canción. Me parece que es un lindo tema. Encontrarse con estas canciones, con las reversiones viene con una propuesta nueva para la gente que me viene siguiendo. Quizás tienen secretos guardados estos temas, la idea era develar ese secreto y poder mostrarlas con una forma de cantarlas y tocarlas.

¿Cómo fue trabajar con tantos grandes artistas en este disco?

Para mí fue un honor, un halago, un regalo, por momentos un reconocimiento a mucho tiempo de trabajo y trayectoria. Me siento muy agradecido de estos músicos que formaron parte del disco. Me alegra mucho, me siento muy honrado de haber compartido mucha música con ellos.

¿Pudiste presentarlo al disco de forma presencial?

Pude hacer algunas presentaciones en el teatro "El picadero". En un momento se empezó a abrir la terraza del teatro y se habilitó para conciertos. Hice una especie de ciclos en donde hice tres o cuatro shows. Todos lindos, nos fue muy bien. Pero no pude presentarlo con la banda completa, tuve que hacer un formato reducido, por el espacio y los protocolos, cuestiones que tienen que ver con este contexto. Pero tengo ganas de tocar el disco con la formación que corresponde. Fueron entre el año pasado y este año los shows.

¿Cuál es la sensación que tenes con este álbum?

Este disco es diferente en muchos aspectos, creo que también hay un crecimiento musical, en la forma de cantar, interpretar, la aparición de estos músicos tan talentosos sumó un montón al disco. Estoy muy contento, volver al folklore me está mostrando un camino que me siento cómodo y me gustaría seguir desarrollándolo. Este disco es muy importante en mi carrera, está muy bien hecho, estoy muy conforme.