El sitio del rock en Argentina 22 años online
Shows

La Auténtica kermesse fue Fiesta Nacional en El Círculo

Los Decadentes presentaron en Rosario las canciones de su gira acústica y metieron un doblete de conciertos agotados y con invitados, en el imponente coliseo de Laprida y Mendoza.

El grupo más profano del rock nacional ofrendó el sábado 9 y el domingo 10 de junio, las reversiones en vivo de su aclamado álbum “MTV Unplugged – Fiesta Nacional”, un excepcional homenaje propio grabado en directo de esta populosa banda, formada a mediados de los 80’.

Esas tres décadas de trayectoria imparable de Los Auténticos Decadentes (fotos: María Fernández) no pasaron desapercibidas por Rosario, una ciudad que hacía tiempo no visitaban, y que los recibió calurosamente mientras entraban en fila india, al mejor estilo murga de barrio, por los pasillos del majestuoso Teatro El Círculo, después de una previa electrónica con los Matilda.

La farra no se hizo esperar y luego de un ingreso triunfal (al ritmo del “tutá tutá”) el consistente espectáculo, que arrancaba con la música de “El murguero”, se iba delineando tal cual se puede escuchar tanto en plataformas digitales como en fomato de DVD.

Ni el futbolista Germán Herrera quiso perderse una de las funciones de Los Auténticos en su segunda ciudad, y mientras Cucho saludaba a una familia que había llevado cotillón para repartir desde la primera fila, los numerosos músicos iban irrumpiendo de a poco en el escenario.

Los artistas deambulaban, respetando cada acto y la lista continuó con “Somos”, otro de los cortes de difusión del exitoso “Fiesta Nacional”, “La bebida, el juego y las mujeres”, “Pendeviejo”, “Corazón” y “El pájaro vio el cielo y se voló”, para que Diego Demarco se haga cargo de los versos de una de sus grandes composiciones: “Besándote”.

Los brass de La Mosca acompañaron la juerga acústica y haciendo honor al nombre del disco “Cualquiera puede cantar” (1997), Demarco también le puso voz a “El gran señor” con el sapo, la ruleta con los nombres de las canciones, y la festiva decoración como testigo.

Los hitazos no paraban de ser tribuneados por un público de diversas edades que quiso participar de esta partuza organizada por Los Deca. En clave de salsa, con varios bpm menos, se sucedieron “Gente que no” y una versión chacarera de “Como me voy al olvidar”, que en el disco en vivo lo tiene al Chaqueño Palavecino como invitado de lujo.

Los fierros de La Mosca no fueron los únicos que participaron de esta gira loca victoriosa que desembarcó en puerto rosarino. Guille Novellis (vocalista precisamente de los de Ramallo) aportó lo suyo en “La guitarra”, casi sobre el final del show, cuando todo se descontroló para bien. “Para Fontanarrosa, Olmedo y un amigo nuestro: Fito Paez” saludó el Perro Serrano para darle entrada a la deconstruida versión instrumental de “Vení Raquel”. “Nos equivocamos en la lista, y que querés, somos Los Decadentes”, se escuchó humilde entretanto se iba dando este espectáculo de nivel internacional, en Rosario.

La hija de Cucho Parisi, Violeta, tuvo la difícil tarea de reemplazar a Mon Laferte en “Amor”, el primer corte de este CD-DVD, una canción que no tuvo un paso tan triunfal por aquel “Hoy trasnoche” (2000) pero que en la actualidad es una de las páginas más logradas de Los Auténticos.

El proscenio de la Fiesta Nacional rosarina acogió todo tipo de instrumentos. Algunos de dudosa procedencia y nombre. No faltaron “Un osito de peluche de Taiwán”, “La prima lejana” y una peculiar versión de “Skabio”, que no está en el disco, pero pertenece al inolvidable “El milagro argentino”, editado en 1989, y relanzado por RCA y Sony.

Hubo para todos los gustos con “Los piratas” y “El vino triste” bien tangueras, aprovechando esa cadencia que atraviesa todo el espectáculo que permite apreciar con más detalle las preciosas composiciones del entrañable Jorge Serrano. Y sí del Perro se habla, resulta inevitable no morirse de ganas de escucharlo cantar el himno desamorado de los noventas: “Loco (tu forma de ser)”.

Las clásicas gafas oscuras de Guille Novellis, y la bohemia adolescente de “La guitarra” pusieron a todo el Círculo de pie, aunque ya estaba lejos de su ubicación numerada desde el momento en que allá por las 21, Los Decadentes entraban a pura murga por los corredores del coqueto teatro rosarino.

El final fue con “Y la banda sigue”, que da nombre al último álbum de estudios de LAD y un popurrí, para dar a conocer a los más de 20 artistas que fueron pasando por las tablas de este numeroso varieté decadente. Un show delicado y entrañable que mantiene en vigencia a una de las bandas más queridas del Latinoamérica.

Escuchá "Fiesta Nacional - MTV Unplugged" acá: