Share

Biomas: "Hay un espíritu que se rebela"

Inspirados por el cine y la literatura, la banda rionegrina lanzó su tercer disco, "Metadata", una obra conceptual indie rock.

¿Qué buscaron mostrar en este nuevo disco?

Danilo Miocevic (voz, guitarra, teclado): "Metadata" es una pregunta. Jamás pensamos en un mensaje para mostrar o una línea que bajar. Hace tiempo dejamos de pensar en las canciones como moralejas. Ese oyente imaginario al que queremos "enseñarle algo", no nos convence. Sería un poco arrogante verlo así. "Metadata" es una búsqueda, honesta, sí, pero completamente irresuelta. Dolorosamente irresuelta. Si querés saber qué respuestas estábamos buscando o, dicho de otra forma, qué preguntas nos estaban aplastando cuando hicimos este disco, es otra cosa. Hay una novela de Phillip Dick, "Valis", que la llama "la negra prisión de acero". De ella se trata "Metadata". De eso que hay detrás o encima (meta) de lo que está a la vista (data) que nos ahoga de una forma tan sutil, tan disfrazada de placer, que la terminamos abrazando. Trata de la prisión más cómoda del mundo, donde estamos todos disfrutando de nuestra reclusión. Con esos algoritmos hermosos que conocen todo de vos y saben cuál va a ser tu serie favorita de este verano, ¡y lo peor es que tienen razón! Por eso el disco está plagado de referencias a un montón de genios/as que intentaron escaparse de esta prisión. Esos que dejaron pistas en películas, novelas, entrevistas. "Metadata" es una verdadera recopilación de esas pistas, con las que intentamos armar un mapa con la que quisimos escaparle a esos barrotes de algoritmos. Por eso, si te sentás a explorar el disco, no vas a encontrar un mensaje dirigido al oyente, mucho menos una respuesta. Pero ojo, tal vez te encuentres con una flaca y tres tipos que se están haciendo las mismas preguntas que vos.

¿En qué se diferencia este álbum con los dos anteriores?

Danilo: "Metadata" es una especie de continuación de nuestro disco anterior: "El retorno de los brujos" (2018), en cierto sentido. "El retorno…" es en realidad el título de un libro del 60, que es una locura y que marcó profundamente el devenir de Biomas. Lo escribieron dos franceses: Bergier y Pauwels. Es un libro en donde los autores recopilan aquellos personajes que rompieron el esquema. Cómo sus visiones estaban linkeadas y cómo quebraban realmente el molde. Lovecraft, Borges, Fulcanelli, Huxley, muchos. En ese segundo disco, nos enloqueció explorar el trabajo que estos franceses habían hecho y las respuestas que habían obtenido. Y cómo 60 años después estábamos en la misma película. Por ejemplo, hablan de un loco llamado Charles Hoy Ford, que juntó miles de recortes de diarios y notas periodísticas sobre fenómenos completamente extraños y los publicó en un trabajo llamado "el libro de los condenados". "Metadata" es nuestro propio "libro de los condenados", está nuestra mirada, nuestra propia recopilación de heroínas y héroes.

¿Qué los llevó a incluir una canción homenaje a la película "Brazil" de Terry Gilliam?

Danilo: En línea con lo que te decía, esta película es uno de nuestros "condenados". Hay tanta data ahí escondida, disfrazada de humor absurdo, que para nosotros siempre fue oro puro. Una mosca que se mete en una máquina y desata una cadena de eventos, relaciones interpersonales, ascensos laborales, intereses sentimentales, y todo termina en la tortura y muerte de un tipo inocente. Es como esa película "El efecto mariposa". Quién sabe si una mosca que se posa en el lugar equivocado en el hemisferio opuesto del planeta no es la causante de una bola de nieve tan grande de consecuencias que desata una guerra. Con esto no quiero ser un nihilista pesimista, para nada. En "Metadata" hay una especie de canto de guerra contra toda esa masa de eventos aplastantes, para nosotros hay un espíritu que se rebela.

Un tercer disco suele ser un momento de afianzamiento para una banda, ¿sienten que encontraron el sonido y la identidad que quieren que perdure en el grupo?

Danilo: Uff, dificilísimo. Yo siempre jodo con Maxi (guitarrista) con que la identidad la vamos a encontrar en el quinto disco. Tal vez lo digo para sacarme ese peso de encima. Las bandas que nos gustan por lo general tienen mucho de eso, identidad, y por eso uno lo busca como alquimistas buscando la piedra filosofal. Estamos tranquilos. De hecho, cuando arrancamos le hice una apuesta a Maxi, le dije que Biomas iba a ser un proyecto de diez discos, después lo disolvemos. Así que vamos recién un 30 por ciento del asunto. Hay tiempo para encontrar la identidad. La realidad es que cada vez nos sentimos más cómodos con lo que vamos haciendo, aunque a veces no termino de entender si eso es bueno o malo.