Share

La Herejía

Tarde a ciertas cosas

Recibí un golpe en el corazón
y fue quedando resentido
traté de curarlo sin importar
cuál era el precio del tratamiento,
pero los doctores nada saben de olvidos....
Traté de sanarte corazón
pero la herida te había partido,
Traté de no perderte corazón
pues mi cuerpo sin tí no sería el mismo...
Cuando en los hospitales ya nada sabían
y tus latidos parecían perdidos,
Traté de cuidarte en casa,
Traté de no perderte en lágrimas,
cuando creí que Dios podía solucionarlo
me sometí y me resigné a esperar su puto milagro...
siempre he llegado tarde a ciertas cosas,
siempre he llegado tarde...
Cuando me resigné a vivir toda mi vida
con un corazón moribundo,
con una hemorragia permanente
en el lado izquierdo de mi pecho
recibió la estocada final justo en el centro,
fui solo a su funeral y lo enterré en tu cementerio
Él me dejo este insensible vacío
justo en el medio de mi pecho...
Aveces me pregunto Dios, porqué
me obligaste a ver morir mi corazón,
maldito seas también porque no te llevaste también todo mi cuerpo.