Share

Nito Mestre

Te adoro desesperación

Solo adicto al miedo y sin decir adiós,
me fui desde alguna ciudad,
con el estómago revuelto de pastillas,
de casa y del mundo real.
Nadie me esperaba en ninguna estación
más joven y hermoso que el sol,
tomé mi cóctel, whisky, coca, frío, molotov,
llegué donde nadie llegó.
Todos partimos algún día desde un lugar,
a ver de que trata el dolor,
todos partimos y partimos nuestro corazón,
te adoro desesperación.
Prendo un cigarro en la cama,
no puedo dormir ni bajar,
no queda gin en la botella
y tu perfume a anís
lo llevo clavado en mi alma.
Ya se fueron todos no hay con quien hablar,
las cosas prefieren callar,
vuela por las casas, sobre las terrazas,
la fría y febril soledad...
Todos partimos algún día desde un lugar,
a ver de que trata el dolor,
todos partimos y partimos nuestro corazón,
te adoro desesperación.
Y cuando el mundo ya ha perdido toda la razón,
escucho tu vieja canción,
no somos niños y el pasado desapareció,
te adoro desesperación,
al fin de cuentas me haces libre necesito más,
tus besos tu respiración,
extrañaría ese silencio, ese terror,
te adoro desesperación
te adoro cada gota clara de mis manos soy
te adoro desesperación.